Champion. African boxer raising his arms

SÉ UN CAMPEÓN

¡triunfo asegurado campeón!

Cuenta la leyenda que un Casanova de Quibdó, confiaba tanto en el poder estimulante de los mariscos, que se iba de pesca a las 4 a.m. para recolectar la mayor cantidad posible, 4 horas después estaba de vuelta en su casa para prepararse su banquete. La finalidad de tan suculentas comidas era obtener la vigorosidad para poder satisfacer a sus 7 novias y amantes, algo que nunca se puso en tela de juicio, según él y muchas de sus enamoradas, por su alimentación a base de frutos del mar.

La vida de este personaje transcurrió con la agraciada fama que le otorgaron sus parejas y dejó un mito en torno a él. Sus apodos eran: el siete mujeres, el tumbacatres, el siete polvos entre otros.

Verdad o mentira, lo cierto es que una mesa llena de buenos y exquisitos mariscos, sólo puede despertar esa magia que provoca Afrodita con buenos e inolvidables momentos. Y si además se riega con un toque de vino blanco bien frío, de esos que relajan y estimulan los sentidos, el triunfo estará asegurado. Así que habrá que sentarse a probar y degustar.